9/23/2013

Galletas de Panadería


No tengo ninguna duda que esta receta complacerá el gusto de muchos de ustedes, no las compartió hace unos meses atrás, el blog muy conocido por todos nosotros Cocina Costarricense y es una receta que no podía dejarla por mucho tiempo en mi lista de pendientes.
Yo me di a la tarea de ajustar las cantidades de ingredientes a mis necesidades, esta receta ya la he preparado por cuarta ocasión, con toda propiedad les digo que pueden ajustar a la mitad las cantidades de ingredientes que hoy les comparto para preparar 12u.

Para 24u., va a necesitar:
2 cda manteca vegetal
1/2 taza azúcar
Pizca de sal
1 cdta bicarbonato de sodio
1/4 taza agua tibia
2 cdas miel de dulce de tapa (papelón, piloncillo, panela.)
1 cdta esencia de coco
2 tazas harina de trigo



Preparación:
En un tazón y con cuchara de madera, cremar la manteca vegetal, con el azúcar.


 
Agregar la pizca de sal, el bicarbonato y mezclar.
Calentar el agua en el horno de microondas por 40 segundos, agregar y mezclar, no se asuste si ve la mezcla con una apariencia de cortada, es normal que al agregar el agua se separe de la grasa vegetal.

Incorpore la miel de dulce de tapa y la esencia de coco, continuar mezclando.


 
Agregar por cdas la harina e ir mezclando, hasta obtener una masa manejable, que no se pegue en las manos.


 
Déjela reposar para facilitar la manipulación al estirarla durante 4 horas o más, inclusive se puede preparar la noche anterior y dejarla en la nevera cubierta en papel film.   
Para facilitar el estirado de la masa, divídala en dos partes.
Sobre papel encerado espolvoreé poquitos de harina.
Estire la masa 2mm espesor.
Con un tenedor punce toda la superficie de la masa.


 
Corte redondeles, con ayuda de un vaso de 6cm de circunferencia.
Retire con cuidado, el sobrante de pasta.
Juntar los sobrantes y volver a amasar un poquito para unir, siga estirando y repitiendo el procedimiento hasta acabar con toda la masa.
Coloque las galletas en una placa para horno solo engrasada, hornear durante 12 minutos a 160°C (310, 320°F aproximadamente.)
 


 
No las deje por más tiempo del necesario, aunque se sientan un poquito blandas, se endurecen al enfriar.

Disfrútalas untándoles un poquito de mantequilla, acompáñalas con un cafecito recién chorreado, o un  agua dulce con leche, o la bebida que más le guste….  De seguro le traerá más de un recuerdo de su niñez.