10/07/2013

Chicheme



El Chicheme es una bebida típica de la provincia de Guanacaste, estando presente en esta el mestizaje culinario. Incorporando el maíz Pujagua  una variedad de maíz autóctono de la zona de Guanacaste, lo caracteriza su color morado.

Otro de sus ingredientes en esta bebida es miel de caña, su procedencia es del sureste asiático llegando a tierras Europeas por los musulmanes, arraigándose principalmente en España, fue así como en uno de los viajes los españoles la trajeron a América. Y otro de sus ingredientes es el jengibre, originario de las zonas del sureste asiático de la India y China.

Buscando en las web referencias de esta receta, me encontré que existen varias versiones de Chicheme de diferentes zonas, existe la versión que se produce en la zona de Guanacaste, en Limón y hasta en nuestro vecino país Panamá.

La receta que hoy les comparto es mi interpretación de la zona de Guanacaste, la he preparado en versión de bebida ligera y fermentada.

A los que nunca han probado esta especie de maíz en bebida o en atol, les invito a que la hagan y la prueben para mi resulto muy placentero y gratificante para mis sentidos, su aroma es de esas pocas cosas que me hace perder la cabeza. Su textura y sabor es de esas cosas, “de lo que se come los domingos en el cielo.”

El maíz Pujagua lo pueden conseguir en la Feria Verde de Aranjuez que se realiza todos los sábados de 7:00 am a 12:30 pm.

La feria se realiza dentro de las instalaciones del Polideportivo en Barrio Aranjuez, de la iglesia de Santa Teresita en Barrio Escalante 300 m norte, 300 m oeste.

Aquí les dejo los links, para más información.
www.feriaverde.org
www.fecebook.com/FeriaVerde

 
El maíz Pujagua lo compran en el puesto del Proyecto Curubanda.

Aquí les dejo los links, para más información.
www.facebook.com/pages/Proyecto-Curubanda
www.facebook.com/alimentosbluezone
curubanda.blogspot.com

Para tomar en cuenta y muy importante, el maíz Pujagua es un producto que se cosecha por temporada, estén atentos a las pág. que les recomiendo, para informarse en cuales meses del año se puede adquirir.
 
 



Con la cantidad de ingredientes que les indico, sale 12 tazas de Chicheme (producto final) aproximadamente, dependiendo el espesor que ustedes decidan darle.

En una próxima entrada les estaré compartiendo una receta (ver aquí), en la que se necesitara 2 tazas de chicheme.

Para 12 tazas, va a necesitar:


3 tazas maíz Pujagua (yo compre el paquete de maíz desgranado y seco.)
5 tazas de agua (para remojar los granos de maíz.)
6 tazas de agua (para hervir el maíz.)
5 tazas de agua adicional (hervida y fría.)
2 y ½ tazas miel de tapa de dulce, receta en esta entrada (piloncillo, panela, papelón.)
1 cda jengibre rallado
1 cdta clavo de olor entero


Preparación del Chicheme:

Lave el maíz, viértalo en un recipiente de vidrio, cubra con las 5 tazas de agua, deje remojando tapado toda la noche. Al día siguiente notara que los granos crecieron un poquito, unas 4 y ½ tazas y habrá soltado un poco su color característico.




Deseche el agua del remojo, lave el maíz con más agua, escurra y muela los granos. Yo hice el procedimiento de moler en el procesador de alimentos, hasta dejarlos del tamaño de granitos de arroz.





Vierta la molienda a una olla y hierva a calor medio con las 6 tazas de agua y el clavo de olor, mezcle constantemente con cuchara de madera para que no se pegue en el fondo de la olla, solo cocine unos cinco a diez minutos, empieza casi a espesar de inmediato.
 

 
 
Aparte del calor y vierta  a un recipiente de vidrio, agregue 1 y ½ taza de miel, 3 tazas del agua hervida adicional y la cda de jengibre más información en esta entrada.
 
 
 
 

Si es necesario divida la mezcla en dos recipientes.

Mezcle bien todos los ingredientes, deje que se enfríe del todo para tapar con un limpión para que filtre el aire, o si su recipiente tiene tapa sólo sobrepóngala, nunca se tapa a presión.

 
 
 
Deje reposar, de igual forma como a la Chicha hay que darle un poquito de cariño todos los días. Con una cuchara limpia mezcle una vez al día, notara la presencia de burbujas, esto a causa de la fermentación. Al sexto día adquiere un grado de acides apenas ligero, de aquí en adelante usted decide por cuánto tiempo más la quiere dejar fermentando. Yo la deje durante ocho días.

Cual fuera su decisión de fermentar la mezcla por 6, 8 días o más, el paso a  seguir es el siguiente.

Pase la mezcla por un colador fino, con la broza que va quedando haga presión con la mano, para extraer todo el líquido posible. Cuele dos veces más, para extraer la broza más fina.
 
 

Agregue poquitos de miel y del agua hervida adicional, hasta obtener el espesor que más le guste.
Yo le agregue 1 taza más de miel y 2 tazas de agua, apenas para obtener un ligero espesor.
Envase la bebida y refrigérela para detener el proceso de fermentación. Para esta receta no les recomiendo envasarla en frascos de vidrio con cuello angosto, tiene que ser en frascos o recipientes de boca ancha, la mezcla se separa dejando en el fondo todo su almidón y es recomendable revolver la mezcla con una cuchara y no agitarla.

 
 
Esa especie de almidón, su sabor, su aroma es lo que hace especial esta bebida digna de dioses, que me hizo  viajar en el tiempo…, trasportándome a otro mundo, a través de los sentidos.