10/05/2013

Cómo elegir y pelar el jengibre

Cuando compren jengibre les recomiendo elegirlo tierno porque es menos fibroso, más jugoso y el sabor en boca es mucho más agradable.

Debe de tener un color claro, su piel tan delgada que se pueda dar un pequeño raspón con la uña.

Al contrario de un jengibre muy sazón, o viejo su piel se verá más oscura, un poco más dura para pelar e internamente será muy fibroso, su aroma y sabor pueda que cambie, determinando así el resultado final de sus recetas.
Pienso yo, muchas veces la mala escogencia de ingredientes y técnicas no correctas en las preparaciones de las rectas, son razones que nos hacen desistir para volver a probarlas y quedarnos sencillamente con un "no me gusta." 

El jengibre se pela raspándolo con una cucharita de café, se ralla, se pica, o se corta en rebanadas, como lo requiera la receta.

Siguiendo estás recomendaciones pueda que llegue a enamorarse más del jengibre, como me ha sucedido a mí.