10/16/2013

Mortero ecológico

Escuchamos varias campañas sobre reciclar y reutilizar, para disminuir el impacto en el medio ambiente y dejar un mundo mejor a nuestras futuras generaciones. Pero, solo si concientizamos de lo que vamos dejando detrás de nosotros y lo que podemos cambiar; por pequeño que sea el granito de arena que aportemos para ayudar al planeta, será un comienzo para hacer la diferencia.

En una entrada ya les había sugerido como reutilizar los frascos de vidrio que nos van quedando.




Hoy les comparto como resolví crear un mortero ecológico, o molcajete.

Cuando prepare una receta que les pida coco fresco, traten de quebrarlo por la mitad, yo lo logre haciéndole agujeritos seguidos con el pica hielo y un martillo justo por la mitad, luego le di un golpe fuerte para partirlo. Como todo en esta vida con amor y paciencia se obtiene cosas lindas y buenas, se va sacando toda la pulpa de poquitos, retire la cascarilla que cubre el interior.

Para remover la cascarita más rebelde, deje en remojo con agua hasta cubrir el guacal por un par de horas. Retire el agua y con una cucharita vieja raspe (sale con más facilidad).


Empareje el filo del guacal raspando pequeños tramos,  con una cuchilla que tenga filo, no se olvide de tener mucha precaución al realizar este procedimiento, siempre apoyar el guacal sobre un paño para que no se mueva.

Cuando vayan a un río, o en la misma playa se logra encontrar piedras muy lindas, solo gaste uno de los extremos frotando en el pavimento de su patio, para aplanar un poquito la formas redondas que suelen tener las piedras y así poder tener contacto directo con los ingredientes o especias que desea machacar.
 
Utilice un pañito por debajo del guacal, para ayudar a inmovilizarlo cuando necesite triturar y moler especias, granos y vegetales en poca cantidad.