10/30/2013

Romero seco

Por ser el romero una hierba muy aromática, se utiliza en pocas cantidades en la preparación de los alimentos.

Me gusta variar el tipo de hierbas aromáticas, que agrego a los alimentos que preparo, para no saturar el paladar siempre del mismo sabor y aroma; hay recetas específicas que van muy bien aromatizarlas con romero fresco, cuando logramos encontrar en plena temporada, en las ferias del agricultor unos ramos grandes y hermosos de romero fresco, no queremos que se nos eche a perder el resto, este no perdura por muchos días en refrigeración.

Hoy les hago la sugerencia como secar el romero.

Lave muy bien el ramo de romero para extraer cualquier residuo de tierra o polvo que pueda tener, sobre un limpión o papel toalla de cocina dejen secar toda la humedad.


Póngalo a secar al sol por dos días, estará seco pero no lo suficiente, antes de que empiece a perder su color verde intenso pasando a negro, aceleraremos el proceso de secado en el hornito tostador.

Asegurase de abrir puertas y ventanas para que circule el aire, ya que el calor hará que desprenda todos sus aromas perfumando toda la casa, cuando termine de tostar pan apague el horno y con el calor residual que queda en él, introduzca el romero sobre la bandeja metálica que traen estos, cierre la tapa del horno y deje que se enfríe del todo.

 Desoje el romero de los tallos.
 
 
Con un cuchillo pique fino las hojitas.
 
 
 
Envase en uno de los frasquitos de vidrio reciclado, rotúlelo y conserve lejos de la humedad.