2/04/2014

Tiramisú

Dos veces al año me permito comer sin remordimiento algún postre choco latoso y en las cantidades que se me antojen, para el día del amor y la amistad (fecha próxima a celebrarse) y el día de mí cumple. Hoy les comparto mi interpretación del tiramisú, he preparado las bases de los bizcochos uno sabor vainilla y el otro sabor chocolate.

Para un refractario pequeño, para 4 porciones van a necesitar:
Para el bizcocho:
2 huevos (separar yema de la clara)
½ tz azúcar
1 cdta esencia de vainilla
½ tz harina de trigo
1 cdta polvo para hornear
2 cdas cocoa en polvo para repostería
Para la crema de queso:
1 yema de huevo
¼ tz azúcar
1/2 cdta esencia de vainilla
½ tz queso crema
1/2 tz crema dulce (nata líquida para batir)
1 cda azúcar glas (impalpable)
Para el café fuerte:
½ taza de agua
2 cdas café molido
1/8 cdta canela en polvo
Otros:
4 cdas licor de café
Cocoa en polvo (cantidad necesaria)
Chocolate semidulce para repostería

Preparación:
Para el bizcocho: Agregue a la harina el polvo para hornear, mezcle y ciérnala en un colador. En dos tazones divida la harina en partes iguales. A una agréguele la cocoa en polvo y reserve. Bata las claras a punto de nieve. Continúe batiendo, agregue una a una las yemas y después el azúcar. En dos tazones divida en partes iguales el batido de huevo, agregue a una la harina con la cocoa y a la otra la harina simple y la esencia de vainilla, mezcle con paleta de silicona con movimientos suaves y envolventes. Vierta las mezclas en dos moldes cuadrados 20 x 20 x 5 cm forrados con papel encerado, engrasado y enharinado, hornee a 160°C (325°F) horno precalentado durante 12 minutos aproximadamente. Sobre una rejilla enfriarlos durante 10 minutos, volcarlos y retirar el papel encerado con delicadeza (el papel tiende a pegarse por la cristalización del azúcar, humedezca el papel apenas con agua, con una brocha para facilitar el procedimiento), deje que se enfríen por completo.
Para el café: Caliente el agua, disponga en una bolsa de tela para chorrear, el café molido y la canela, vierta el agua despacio y en forma circular, deje enfriar y aparte 1/3 tz de café, agréguele el licor de café.

Para la crema de queso: Disponga la crema dulce en el tazón de la batidora, lleve al congelador hasta formar cristales (las aspas de la batidora también enfríalas en el congelador). Con la batidora de mano y a alta velocidad batir hasta que las aspas dibujen formas en la crema, agregar el azúcar glas y dar una última batida, reservar. Sobre una olla con agua caliente (que no hierva) coloque un tazón con la yema de huevo y el azúcar, con batidor de globo mezcle durante 3 minutos. Aparte el tazón del calor, agregue la esencia de vainilla, el queso crema mezclando con el batidor de globo hasta obtener una consistencia lisa. Para tomar en cuenta: la crema toma una consistencia un poquito líquida, al refrigerarse se solidifica.   
Agregue esta mezcla a la crema chantilly, con espátula de silicona mezcle con movimientos suaves y envolventes. Corte las orillas de los bizcochos para emparejarlos (dejándolos del mismo tamaño). Acomode el bizcocho de chocolate en un platón o en el refractario donde lo horneo, humedezca el bizcocho con la mezcla de café, agregue crema de queso cubriendo toda la superficie. Cubra con servilletas o papel toalla de cocina la superficie del platón, coloque la cocoa en polvo en un colador y rocíe toda la superficie del postre.
Coloque el bizcocho de vainilla, humedézcalo con la mezcla de café. Rocíe cocoa y por último cubra la superficie con chocolate para repostería rallado.
Refrigérelo mínimo seis horas. Si dispone de vasos bajos decorados o dulceritas de vidrio, arme las capas en ellos, cortando redondeles de bizcocho con un cortador para pasta.