3/27/2014

Crema al vino con frutos frescos

En este postre se utiliza una técnica muy interesante, cuando yo la vi inmediatamente sabía que tenía que probarla, no solo por curiosa, sino que los vinos dulces son de mis preferidos. Lo novedoso para mi es que  la crema se espesa con la acidez del vino y jugo de limón, sustituyendo otros ingredientes como espesante, como son las yemas de huevo o fécula de maíz.

Se utiliza un vino dulce de cosecha tardía; los vinos Late Harvest en inglés, son vinos que se producen dejando la uva por más tiempo en la planta hasta que se deshidrate y concentre su azúcar. Su dulce es natural, sin ningún agregado y su porcentaje de alcohol es bajo, las uvas que más se utilizan para las cosechas tardías son las blancas.

Un postre para compartir en fechas especiales, o simplemente para complacer un gustito en cualquier momento.
Para dos porciones va a necesitar:
Para el praliné:
50 gr nueces (1/4 tz)
100 gr azúcar (1/2 tz)
1 cdta esencia de vainilla
½ cdta canela molida
Para la crema:
1 y 1/3 tz crema dulce (250 ml, crema de leche, crema para batir, nata)
½ tz azúcar
½ cdta esencia de vainilla
½ cdta jugo de limón
¼ tz vino blanco dulce
Elaboración:
Para el praliné: Para potenciar el aroma y sabor de las nueces dórelas un poquito en una sartén caliente, dando vuelta todo el tiempo para que no se quemen. Picarlas medianamente y reservar.

Prepare el caramelo de azúcar con mucha precaución de no quemarse, tenga lista una bandeja para horno bien enmantequillada.

En una olla derretir a calor medio el azúcar, mezcle tomando la sartén por el mango (asas) y haciendo movimientos circulares de vez en cuando hasta que derrita y tome un color dorado de forma pareja, agregue la esencia de vainilla y la canela. Aparte la olla del calor, agregue las nueces mezcle y vierta en la bandeja preparada extendiendo la mezcla con ayuda de una cuchara (este procedimiento se realiza inmediatamente, porque el azúcar se solidifica rápido). Deje enfriar muy bien y parta trocitos del praliné con la mano, guárdelo en frasco cerrado herméticamente en el refrigerador hasta por un mes.
Para la crema: En una olla calentar la crema dulce junto con el azúcar hasta disolver, en el primer hervor apartar del calor, agregue el jugo de limón, esencia de vainilla, el vino y mezcle.
Disponga las copas dentro de dulceras, con ayuda de toallas de cocina incline un poquito las copas y asegúrese de que no se puedan mover (este paso es opcional, solo para darle una presentación diferente). Vierta la crema en una taza medidora, con la ayuda del pico verter despacio que la crema llegue al filo de la copa. Enfriar la crema por 15 minutos, cubrir cuidadosamente con papel plástico auto adherible (film) y llevar al refrigerador toda la noche a que la crema coagule.
Al momento de servir acompañe con frutos frescos: fresas y moras lavadas, secas y cortadas en cuartos. También puede elegir kiwi, frambuesas, arándanos, nectarina, ciruela etc. Decore con trocitos de praliné.
Esta es una crema delicada, de consistencia espesa ligera y su sabor fresco y frutal resulta muy agradable.