4/02/2014

Miel de chiverre

Desde hace semanas se observan los chiverres en las ferias del agricultor, eso nos provoca a preparar la tradicional miel de chiverre, gustito que nos place compartir en familia en los días de descanso que se aproximan.

Cuando tengo oportunidad y logro conseguir un chiverre pequeño le echo mano y me lo llevo para la casa. Me gusta mucho preparar esta miel y hacer una trenza de pan dulce rellena, hay muchas formas de degustarla: así solita, en empanadas, en queques, muffins, etc.

Hoy les comparto mi versión para dos:
Ingredientes:
1 chiverre sazón pequeño 3 k  (alcayota, cabello de ángel, chilacayote)
900 gr dulce de tapa (panela, piloncillo, papelón)
1 y 1/2 tz agua
1 cda clavos de olor
3 astillas de canela (grandes)
Cáscara de un limón

Elaboración: Para eliminar la cáscara del chiverre hay que hornearlo hasta dorarlo, este procedimiento lo puede realizar poniendo el chiverre sobre las brasas de carbón o leña encendida, en un horno convencional, o como lo hago yo en la parrilla a gas. Cualquiera que sea la forma que elija realizar, este procedimiento debe hacerlo por 30 minutos aproximadamente, dándole vuelta en varias ocasiones para dorar la cáscara de forma pareja. Deje enfriar por completo y con ayuda de un cuchillo palanquee la cáscara para desprenderla por partes.
Parta el chiverre por la mitad y cada mitad en dos. Elimine las semillas y las nervaduras amarillas. Con un mazo para carne vaya golpeando secciones para ir deshebrando el chiverre. Disponga las hebras en un colador muy fino y enjuague para eliminar la baba. En un limpión grande vaya colocando por partes las hebras y exprima con mucha fuerza para eliminar toda el agua posible. Se obtiene 5 tz de hebra seca aproximadamente.
En una olla al calor disponga el dulce de tapa partido en trozos junto con el agua, deje hervir y que se deshaga convirtiéndose en miel. Cuele en un colador de metal (con cuidado de no quemarse) para eliminar posibles impurezas que pueda traer el dulce de tapa. Regrese la miel al calor, agregue las hebras del chiverre, la canela, el clavo de olor y la cáscara de limón. Cuando rompa el primer hervor baje la temperatura a calor medio, cocine moviendo preferiblemente con cuchara de madera y constantemente para un cocimiento parejo de la hebra, hasta que se vea cristalizada y al pasar la cuchara en el fondo de la olla la mezcla tarda en volver a juntarse (usted le da el punto que más le guste, dejándolo sequito o caldudito), recuerde que al enfriar la miel se solidifica un poco más, por la cristalización de los azúcares. El tiempo de cocción es 1 y ½ a 2 horas aproximadamente.
Un chiverre pequeño rinde 4 tz de miel.