8/29/2014

Huevos revueltos con queso


El éxito de unos huevos revueltos esponjosos y cremosos, se obtiene agregando un chorrito de leche a la mezcla de los huevos, y en el paso del cocimiento dejarlos un poquito húmedos.
Este plato se puede servir por igual en el desayuno, como para una cena liviana, servido con tortillas, y qué rico con un cafecito.

Ingredientes: (Rinde 2 porciones)
4 Huevos
4 cdas Leche
¼ cdta Sal
¼ cdta Comino molido
1 cda Mantequilla
80 gr. Queso Palmito
2 cdas Cebollín (cebolla de verdeo, cebollino)
Para el tomate:
1 cda Aceite
1 Tomate (grande)
Sal
Pimienta
Pizca de Azúcar
Aceto Balsámico

Elaboración:
Para el tomate: Elija un tomate maduro y firme. Cortar rodajas de 1 cm. de grosor. En una sartén caliente a calor moderado y en el aceite freír ambos lados del tomate sal-pimentados a gusto, cocinar hasta que se doren ligeramente. Agregar chorrito de vinagre balsámico y pizca de azúcar, dar un hervor y apartar del calor. Reservar.


En un tazón romper la liga de los huevos, agregar leche, condimentar con sal y comino. En sartén caliente y calor medio-bajo, cocinar en la mantequilla la mezcla de huevos, mezclar constantemente formando la figura de un 8.


 A medio cocimiento cuando observan partes cuajadas y otras húmedas, agregar queso Palmito deshilachado, mezclar, y agregar el cebollín picado.


 
Disfrute estos huevos de consistencia suave, esponjosa y cremosa, de sabor ligero, el tomate le aporta un sabor especial. Sirva tortilla de maíz o harina, con tostadas de pan, acompañe con rodajas de tomate.