8/06/2014

Lasaña de carne


La lasaña es un plato clásico y muy completo, presentado como plato único acompañado con ensalada de hojas verdes de su preferencia, tiene asegurado el éxito con sus invitados.
Ingredientes: (Rinde 4 porciones)
150 gr pasta para lasaña (6 láminas de pasta tradicional, o con huevo, o espinaca)
2 cdas aceite
¼ tz cebolla picada
2 cdas chile dulce (pimiento)
1 cdta ajo picado finamente
300 gr carne de res molida
10 gr sazonador de res (1 cda)
½ cdta comino molido
1 cdta orégano seco
1 cda salsa tipo inglesa
1 tz zanahoria en cubitos
1 lata de 180 gr de hongos
100 gr aceitunas (9 unidades, ½ tz rebanadas)
¾ tz tomate rallado (3 medianos) o (230 gr salsita de tomate preparada)
2 cdas culantro picado (cilantro)
300 gr queso mozzarella
¼ tz queso bagaces (o parmesano)

Elaboración: Cocinar en agua hirviendo con ½ cdta de sal las láminas de pasta, siguiendo las instrucciones del fabricante. Colar y extender las láminas sin sobreponer una encima de otra en un limpión, reservar.


En una olla caliente, en el aceite sofreír la cebolla, chile dulce y ajo. Cuando haya transparentado agregar la carne molida, cocinar hasta dorar y que este suelta. Agregar la zanahoria (pre-cocine por 4 minutos la zanahoria en el horno de microondas con 1 cda de agua, tapar dejando una  salida para el vapor). Agregar hongos rebanados, aceitunas rebanadas.


Sazonar con el sazonador de res, comino molido, orégano seco, salsa tipo inglesa. Agregar los tomates rallados o licuados, cocinar a calor medio-bajo por 20 minutos, que la salsa haya espesado y reducido su volumen. Al final de la cocción agregar el culantro.
 
 
En el fondo de un refractario rectangular pequeño 20 x 16 x 6 cm disponga un poquito de la salsa para evitar que la pasta se pegue. Corte las láminas del tamaño del refractario y arme una primera capa. Cubra la pasta con salsa de carne. Distribuya queso mozzarella, repetir el procedimiento con los ingredientes en el mismo orden formando dos capas más. Termine rociando en la capa superior el queso molido.
 
Hornee a 180 °C (350°F), durante 20 minutos, repose durante 10 minutos para que el queso se solidifique, para que al partir las porciones las capas no se desbaraten.