11/27/2014

Cáscaras de naranjas confitadas


Hay cosas en la vida que requieren de tiempo y cariño, elaborar cáscaras confitadas de cualquier cítrico es una de ellas.
Solas o recubiertas de azúcar pueden emplearse en la elaboración del queque navideño, corona de pan, budines y galletas por ej. Y recubiertas con chocolate es una delicia.

Comience a elaborarlas a primera hora de la mañana, para la noche estará realizando el paso final.

Ingredientes:
2 Naranjas grandes
1 cucharadita Sal
Agua (cantidad necesaria)
Para el almíbar:
1 ½ taza Azúcar
1 ½ taza Agua

Elaboración: Elija naranjas de piel sana y gruesa, yo he utilizado naranja tipo Washington. Lávelas con abundante agua, con un cepillo mucho mejor.
Cortar las naranjas en cuartos, extraer la pulpa cortando con un cuchillo pegado a la piel, cualquier sobrante de pulpa que quede extraer con la mano.

Para eliminar el amargor se blanquean en agua hirviendo, a más veces menos es el amargor. La primera blanqueada se hierve en agua con sal, luego  se repite el procedimiento sólo con agua.
En una olla disponer 3 tz agua, la sal, al hervir agregar las cáscaras, blanquear durante 5 minutos, retirar del calor, escurrir y lavar las cáscaras con abundante agua para extraer la sal.

Nuevamente hierva 3 tz agua, introduzca las cáscaras, blanquee durante 5 minutos, colar (en esta segunda vez y las siguientes no se enjuagan las cáscaras), proceda de igual manera 4 veces más. Blanquear un total de 6 veces.
 
Para el almíbar: En una olla disponga el agua y azúcar, a calor bajo dejar que se diluya el azúcar, agregar las cáscaras blanqueadas y escurridas, al primer hervor retirar la olla del calor, enfriar las cáscaras dentro del almíbar durante una hora y media.

Por segunda ocasión regresar la olla al calor con el almíbar y las cáscaras, al primer hervor retirar la olla del calor y repetir el procedimiento enfriar durante una hora y media. Proceda de igual manera 7 veces más para sumar un total de 9 veces.

 
Extraer las cáscaras del almíbar, manipular con delicadeza porque las cáscaras están blandas. Cortar en tiras largas de ½ cm de espesor, acomodar sobre rejilla separando cada tira para que no se peguen al enfriarse, dejar escurrir durante hora y media.
Disponer en un refractario suficiente azúcar, introducir las tiritas y con movimientos suaves cúbralas de azúcar, nuevamente acomodar sobre rejilla.
Calentar el horno a 100°C (210 °F) durante 5 minutos, apagar y dejar que baje el calor de la resistencia, introducir la rejilla con las cáscaras y con el calor residual secarlas, dejar ahí durante toda la noche.
Guardar en recipiente hermético dentro del refrigerador, se conservan por 6 semanas aprox. 
 
Para recubrirlas con chocolate necesitaras 70 gramos de chocolate para cobertura 70% o semidulce. En una olla con agua caliente pero que no hierva, coloque un tazón con el chocolate en trocitos en un baño de María hasta derretirlo.
Sumerja brevemente cada  tira, acomode sobre rejilla y dejar secar dentro del refrigerador durante 1 hora.
 
 
Si te gusta el chocolate y la naranja tanto como a mí, esta golosina te encantará es de los dulces “que se come los domingos en el cielo”.