2/13/2015

Sangría blanca

La sangría es una bebida deliciosa, aromática y refrescante, consiste en vino, fruta picada, un endulzante y algún licor. Lo típico es usar vino tinto, de ahí su nombre.

Hoy les comparto mi versión de sangría blanca, eligiendo tres variedades de fruta fresca. Pueden agregar fruta de temporada, algunas opciones que le va bien son: fresas, banano (banana), melocotones, kiwi, arándanos, entre otras.
Ingredientes: (Rinde 2 porciones)
1 taza Vino Blanco (Chardonnay, o Sauvignon blanc)
1 onza Brandy (o Ron)
¼ taza Almíbar
¼ taza Nectarina picada
¼ taza Manzana Granny picada
¼ taza Piña picada
Agua carbonatada
Cubos de Hielo
Para el almíbar:
¼ taza Azúcar
¼ taza Agua

Elaboración:

Para el almíbar: En un recipiente de vidrio disponga el azúcar y agua, lleve al microondas durante 3 minutos, tiempo para que se deshaga el azúcar y forme el almíbar. Realice este procedimiento en un recipiente alto, porque al hacer ebullición se puede derramar.
Manipule con precaución el recipiente y almíbar, ambos se tornan muy caliente.


Lave la fruta. Retire el carozo de la nectarina y centro de la manzana, la manzana Granny me gusta mucho porque tiene la característica que no se oxida. Córtelas en cuadritos pequeños, por tener características de piel delgada opte incluirla.



Disponga en una jarra (pichel o frasco), el vino, brandy (o ron), almíbar, frutas y mezcle. Tape y deje reposar dentro del refrigerador durante 2 horas, tiempo en que el vino adquiere los sabores de las frutas.
Nota: No macere la fruta por mucho tiempo para que no fermente y cambie de sabor la sangría.
Utilice un vino blanco que más le guste, yo utilicé un vino dulce que me gusta mucho.


Sirva en copas o vasos bajos, agregue 2 cubos de hielo y complete con agua carbonatada.


                 
                                   ¡Salud!