3/10/2015

Bocadillos crocantes de zucchini

Para los que cuidan las calorías que ingieren, estos bocadillos son una opción sana al ser horneados y no fritos.

Se cubren con una mezcla de queso y panko, resultando una textura crujiente deliciosa. Se pueden comer así solos, acompañar con aderezo o salsa de su preferencia, yo los acompañe con una salsa de yogur con limón (receta en este enlace).
Ingredientes: (Rinde 10 u)
2 tazas Zucchini en cubitos pequeños
1/2 cucharadita Sal
1/8 cucharadita Pimienta negra recién molida
1/8 cucharadita Paprika ahumada (pimentón dulce ahumado)
1/4 taza Harina de trigo
2 Huevos
1 cucharadita Comino molido
1/2 taza queso Parmesano rallado fino
1 taza Panko

Elaboración: Lavar los zucchinis, cortar las puntas de ambos extremos, cortar en cuartos longitudinalmente y desechar el centro (las semillas). Cortar láminas de 1 cm grosor y cortar en cubos pequeños.
Cocinar en agua hirviendo con sal por 3 minutos, que queden crujientes, escurrir dejando en el colador por un tiempo para que escurra todo el líquido, enfriar y reservar.

Disponer el zucchini en un tazón, sazonar con sal, pimienta, paprika ahumada (en lo personal me gusta la marca de condimentos Escazú, de buena calidad), mezcle con delicadeza. Espolvoree la harina y vuelva a mezclar.
 
En un recipiente disponga los huevos, bata hasta romper la liga, condimente con el comino. Reservar.
En otro recipiente mezcle queso parmesano y panko. Reservar.
Los siguientes pasos a seguir para formar los bocadillos requieren de un poquito de paciencia y cariño, pero vale la pena, el resultado es bonito y rico.   
Con ayuda de una cuchara tome una porción copetona de zucchini, con ayuda de otra cuchara bañe con la mezcla de huevo, que quede bien cubierta, escurra el exceso de mezcla de huevo.
 
 
Con delicadeza para que no se desarme coloque la porción de zucchini en la mezcla de queso y panko, espolvoree encima un poco de la misma. Tome con las manos la porción, vaya rociando poquitos de la mezcla de queso y panko, vaya moldeando un cilindro sin ejercer presión.
Acomode los cilindros separadamente en una bandeja para horno, forrada con papel encerado (papel parchment) y aceitado.
 
En horno precalentado hornee a 170 °C (325 °F) durante 30 minutos aprox. En los últimos 10 minutos encienda la resistencia de arriba para dorar ligeramente.