1/06/2016

Galletas con Canela

En esta ocasión les comparto unas galletas sencillas de elaborar, espolvoreadas con una mezcla de azúcar con canela. Mientras se hornean disfrutarán del delicioso aroma de la canela.

Son de frágil textura y acompaña maravillosamente con rompope bien frío.

Ingredientes: (Rinde 32 u.)
115 gramos de Mantequilla sin sal
Pizca de Sal
1/4 taza de Azúcar
1 Huevo
4 cucharadas de Natilla (crema ácida, sour cream)
2 tazas de Harina de Trigo
1 y 1/2 cucharadita de Polvo para Hornear
1 cucharada de Mantequilla derretida
2 cucharadas de Azúcar
1 cucharadita de Canela en polvo

Elaboración: En un tazón disponer la mantequilla suave.
Mezclar con cuchara de madera para ablandarla. Agregar sal y azúcar, batir por 10 minutos hasta que cambie de color amarillo intenso a pálido.

Agregar el huevo y natilla, mezclar hasta integrar los ingredientes.
Cernir la harina junto con el polvo para hornear y agregarla por cucharadas a la mezcla de mantequilla.


Mezclar en cada adición hasta no ver rastros de harina y junte a formar una bola de consistencia suave.

Envuelva la masa en un trozo de papel film y refrigere por 30 minutos para que se solidifique la mantequilla y se pueda estirar la masa.
En una tabla de picar de 28 cm X 25 cm aprox. disponga un trozo de papel encerado (parchment).

Estire la masa en un rectángulo de 24 cm X 20 cm X 5 mm de grosor, no necesita harina para estirar la masa.
Marque y corte piezas de 5 cm X 3 cm. Lleve la masa a refrigeración por 30 minutos para proseguir con el siguiente paso.

Trascurrido el tiempo, con una brocha pintar con mantequilla derretida la superficie de la masa. Termine espolvoreando la mezcla de azúcar y canela.
 
 
Con una espátula de acero inoxidable levante con delicadeza cada pieza y transfiérela a una bandeja para horno con papel encerado (parchment), que queden separadas unas de otras.
En un horno precalentado hornee a 175 °C (335 °F) por 15 minutos aprox. que se vean los bordes ligeramente dorados. Estas galletas crecen un poco.
Retirarlas del horno y pasarlas a una rejilla metálica para que se enfríen. Las galletas no se deben dejar en la bandeja, el calor residual puede humedecer la base de las galletas.
 
 
Pueden guardarse en un frasco cerrado herméticamente (se mantienen en perfectas condiciones durante 8 días, yo preferiblemente dentro del refrigerador retirándolas dos horas antes de consumirlas).
 
 
* Para quienes acceden al blog desde el celular, los invito a que lo hagan desde la versión para web, para que así puedan acceder a todas las opciones que les ofrece la pág. (pestañas, links, enlaces, etc.), que no se miran en la versión para celular.
*Si no pueden acceder a los campos de: buscar en este blog y formulario de contacto, accedan desde otro navegador.