9/06/2016

Helado de Vino Tinto

He preparado este postre para servirlo hoy que celebro una ocasión especial. Si te gusta el vino tinto seguro que ya se te antojo probarlo.

A mí me gusta que los taninos del vino sean suaves y agradable en boca, me gusta un vino dulce. Mi recomendación es elegir un vino con aroma y sabor frutal un “Cabernet Sauvignon” o un “Merlot”, pero lo pueden preparar con el vino que más les guste.
Para elaborar este helado hay que hacer una reducción de vino, mientras hierve en la olla el aroma que desprende característico del vino junto con el de la canela te va dando una idea del sabor que va a obtener este helado.

Ingredientes: (Rinde 4 porciones según lo servido)
1 botella de 750 ml de Vino Tinto. 2 astillas de Canela. 3/4 taza de Azúcar. 250 ml de Crema de Leche. 3/4 taza de Leche entera. 4 Yemas de Huevo.

Elaboración:
Disponemos el vino en una olla junto con la canela, dejamos hervir a calor medio-bajo, el borbollón tiene que ser suave. Dejamos reducir el vino durante 45 minutos hasta obtener 3/4 taza de líquido.

Retiramos la canela y colamos, reservar (este paso se puede hacer un día antes).
En un tazoncito disponer las yemas de huevo, agregar 2 cucharas de azúcar, con batidor de globo mezclar hasta que cambie el color amarillo intenso a pálido. Reservar.

 
En una olla llevamos al fuego la leche, crema de leche  y azúcar, dejamos que caliente y que se vea la primera burbuja. Para temperar las yemas agregamos un cucharon de esta leche caliente a chorrito fino y mezclando con batidor de globo para que no se corten las yemas.
Agregamos las yemas temperadas a la mezcla de leches y azúcar, continuamos cocinando a calor medio-bajo revolviendo constantemente hasta que espese ligeramente, no tiene que llegar a hervir a borbollones. La crema esta lista cuando al pasar la espátula por el fondo de la olla la mezcla se separa y vuelve a juntar de inmediato. Apartar del calor y dejar enfriar por completo, la mezcla al enfriar espesa un poquito más.

Agregar la reducción de vino a la crema y mezclar hasta integrarla. Verter la mezcla en un recipiente hermético, llevar al congelador durante tres horas para que empiece a formar cristales.
 
Con cuchara de metal mezclar con movimientos envolventes, esto destruirá  las partículas de cristal no permitiendo que el helado se endurezca y obteniendo un helado cremoso. Llevar de nuevo al congelador y repetir la misma acción tres horas más tarde (realizar esta operación unas 3 veces).  
Disfrute del sabor especial frutal del vino, a arándanos y frutilla.



* Para quienes acceden al blog desde el celular, los invito a que lo hagan desde la versión para web, para que así puedan acceder a todas las opciones que les ofrece la pág. (pestañas, links, enlaces, etc.), que no se miran en la versión para celular.
*Si no pueden acceder a los campos de: buscar en este blog y formulario de contacto, accedan desde otro navegador.